Renfe, una empresa innovadora, futurista, reconocida a nivel internacional y además, pionera en esto de viajar con perro en sus trenes de Cercanías, se está quedando a la cola

viajar con perro

El año pasado tuvimos que hacer un viaje a Granada para asistir a un congreso internacional de Twitter. Teníamos que ir con perro, ya que había que hacer una pequeña ponencia y terminar con una exhibición. La idea era ir en tren, porque es cómodo, no tiene los agobios de horarios y traslados del avión y porque nos gusta viajar en tren. Como sabíamos que Renfe tenía esta arcaica norma en sus disposiciones, llamamos para preguntar por si acaso hubiesen cambiado su política. Nada. La respuesta fue clara y contundente: imposible viajar con nuestro perro a Granada. Y como en avión nos preocupa, y mucho, lo de los traslados, viajar en cabina y demás, tuvimos que ir en coche.

Y es que, aunque parezca increíble, a día de hoy no está permitido viajar con perro de más de 10 kg en trenes de larga distancia, incluido el AVE. Renfe, una empresa innovadora, con planes de futuro, reconocida a nivel internacional, se está quedando a la cola.

Ya sea por vacaciones, por trabajo, por asuntos familiares… Si intentas viajar con tu perro de más de 10 kg, no intentes hacerlo en tren, porque Renfe no te lo permite. No da opciones. Tampoco hay posibilidad de hacerlo, ni pagando un billete extra, ni colocandolo en transportín, ni en un vagón especial, nada. No puedes y punto. En 2018…

En Cercanías sí, en larga distancia no

Además, curiosamente Renfe es pionera en esto de viajar con perro, ya que hace muchos años que lo permite en trenes de Cercanías. Puedes viajar con perro, de cualquier tamaño y es gratis. Y precisamente por eso, han podido comprobar que es posible la convivencia entre pasajeros con o sin perro. En Cercanías sí pero en larga distancia no, ¿por qué?

Ya hemos llegado a un punto en el que esta situación  ya resulta sorprendente. Seguramente tengan sus razones pero las desconocemos y no nos cabe en la cabeza que a estas alturas, una empresa capaz de sacar adelante las maravillas que vemos continuamente, no sea capaz de solucionar esta triste y absurda papeleta.

Si atados y con bozal no es suficiente para estos largos trayectos, que podríamos comprenderlo… ¿por qué no darnos opción de transportín o que el propio tren cuente con unas jaulas para poder llevarlos en ellas? Una sencilla jaula anclada al suelo, en una zona determinada del tren, un vagón especial… Seguro que hay posibilidad, solo es cuestión de proponerselo y encontrar una solución adecuada.

Hace ya muchos años que Renfe sí permite el acceso a todos los perros en sus trenes de cercanías. Foto: PerrosBuenos

Hay que moverse para que cambien esta arcaica norma, ¡ya!

¿Y qué podemos hacer nosotros? Movilizarnos, pedir que encuentren esa solución, ¡ser pesados!
Tenemos varias formas de luchar por conseguir que Renfe nos permita viajar con nuestro perro de más de 10 kg en los trenes de larga distancia. Aquí os damos dos ideas:

Hacer una petición/queja
Podemos escribir directamente a Renfe para solicitar el cambio. Para ello, tienen a nuestra disposición un Formulario de Atención al cliente en el que podemos cursar una petición o una queja, eso ya lo dejamos a vuestra elección.

Campaña de recogida de firmas
Íbamos a crear una campaña pero ya hay una creada hace dos años y que llegó a conseguir muchos de miles de firmas. A día de hoy ya tiene 164.077 y subiendo. ¿Nos apuntamos a esta campaña y hacemos que se conviertan en 200.000 y en muchas, muchas más?

Nos vamos a tener que poner muuuy pesados pero tenemos que tener claro que si todos nos movemos y apoyamos,
¡LO VAMOS A CONSEGUIR!

Categoría: Blog

Deja un comentario

Debes ser conectado para comentar.