alt="perroveneno"

Diariamente leemos y escuchamos noticias sobre alguien que ha colocado veneno o cebos con veneno u objetos con el fin de eliminar perros en una zonas urbanas. Seguramente estas personas actúan creyendo que no comenten delito alguno o que no están incurriendo en algo grave.

La realidad es bien distinta y la ley es muy clara:
El hecho de envenenar a un perro o gato, independientemente de quién sea su propietario, está castigado por el Código Penal con una pena de dos años de prisión, a la que en su caso se sumará la responsabilidad civil consistente en el pago de los animales envenenados y/o gastos de curación, así como las correspondientes costas.



Y es aún más grave la colocación de cebos envenenados en entornos urbanos, si consideramos el riesgo añadido que supone para los seres humanos.

Existen algunas webs donde se avisa de zonas  donde hay o podría haber veneno, es importante para la difusión del aviso y que los vecinos de la zona estén alerta para que sus mascotas no se vean afectadas. Una de ellas, AVISO, ZONAS CON VENENO se encarga de recoger todas las noticias y denuncias de posibles cebos envenenados. Pero ésto sólo sirve como aviso a otros propietarios y eso no es suficiente.

alt="cartel veneno"

¡Denuncia!

Es de vital importancia que los ciudadanos o asociaciones que sean conocedores de la colocación de algún tipo de veneno lo pongan en conocimiento de las autoridades, así como que éstas impulsen la investigación y persigan el delito. Sin denuncia, estos graves casos siguen aumentando, para quedar en meras noticias de prensa o lo que es peor, sin llegar a conocerse.

Un excelente Artículo publicado por la web derecho animal, expone claramente estos hechos y deja claro que no debemos dejar que esta lacra continúe y para ello debemos denunciar cualquier caso de envenenamiento de animales o de colocación de venenos, incluso si sospechamos de su colocación. Las autoridades están para perseguirlo y la ley para castigarlo.

El último párrafo de este artículo es contundente: La colocación de cebos envenenados en parques públicos es, en definitiva, una práctica cruel, cobarde e indiscriminada que representa un peligro para el medio ambiente, los animales domésticos, los urbanos silvestres libres, y los humanos. Una práctica que está prohibida por la legislación y la normativa autonómica y europea, y que, a través del art. 336 CP analizado, está tipificada como delito en el Código Penal. Es un delito público

Por si quieres compartirlo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Print this page
Print
Categoría: Blog

Deja un comentario

Debes ser conectado para comentar.