Pirotecnia es la palabra de moda en fechas navideñas. La polémica entre defensores y detractores está a la orden del día. Pero ¿es un problema solo de los perros? ¿Hay solución?

Pirotecnia

A veces en forma de verdaderas cargas explosivas, de muchísimos decibelios, que pueden convertirse en auténtica tortura para algunos colectivos. La pirotecnia es un tema que todos los años se presenta -y cada vez con más auge- en todas las ciudades y pueblos españoles, sobre todo en fechas navideñas.

Los que estamos en el mundo canino sabemos muy bien lo que significa esta palabra para muchas personas: perros aterrorizados, perros que no saben dónde meterse en casa cuando escuchan los temidos estruendos, otros que salen despavoridos cuando están en la calle, unos son localizados, otros mueren atropellados…

La polémica está servida porque a muchas personas les encanta, porque es una tradición ancestral entre nosotros y… porque hay un enorme negocio detrás.

Pero vamos a lo primero de todo: Sí. Es posible solucionar este problema con tu perro.

Pirotecnia

Muchos perros salen despavoridos durante el paseo, perdiéndose o siendo atropellados

Prepara a tu perro

Por su bien y por tu tranquilidad, es mejor que desde el momento en el que el perro llega a casa, le prepares para una futura vida en convivencia con el ser humano. Y esto incluye que sea capaz de gestionar estímulos sonoros, visuales, de todo tipo y magnitud.

Es mucho mejor preparar que tener que corregir y solucionar despúes. No debemos esperar a que ocurra el problema para tomar medidas porque entonces será mucho más complicado de tratar.

Si es cachorro, exponle poco a poco a situaciones a las que se va a enfrentar en el futuro. Evita los sustos repentinos, intenta que la situación esté siempre controlada antes de seguir adelante. Si no sabes bien cómo hacerlo, contacta con un experto en adiestramiento o infórmate en algún club canino. Allí te sabrán indicar cómo debes actuar.

Si es un adulto y ya tienes el problema, es mejor que acudas directamente a un experto para que te guíe. Porque el tratamiento no es cosa de un remedio milagroso, ni en un día. Hará falta tiempo y sesiones de trabajo que poco a poco irán desensibilizando al animal.

Pirotecnia

Puedes ayudar a tu perro para que no tema a los ruidos fuertes

Algunos consejos provisionales

Si estás en casa con él, deja que se resguarde donde prefiera. No le des demasiada importancia ni intentes arreglarlo tú porque podrías empeorarlo. Puedes intentar distraerle dándole comida o jugando con él. Si lo consigues, ya sabes uno de los pasos para trabajar esa desensibilización después y de forma controlada.

Si estás de paseo y sabes que podréis encontrar ruido de petardos, llévale siempre atado y con placa identificativa por si acaso. Lo más importante es que tu perro no se escape.

Si vas a salir y tienes que dejarle solo en casa y son fechas de pirotecnia, hay varias cosas que puedes hacer:

1.- Dale un buen paseo y ejercicio poco tiempo antes. Cuando más cansado esté, más fácil es que se relaje.

2.- Déjale acceso a su lugar favorito o dale opción de un sitio resguardado. Puertas y ventanas cerradas y la televisión o radio con el volumen alto para amortiguar el sonido.

3.- Déjale algo para que se entretenga masticando. Hay muchos artículos en el mercado apropiados para tu perro. Huesos prensados (¡evita los de cerdo!) y también juguetes interactivos, que van soltando chuches mientras los mordisquean. Eso puede ayudar en algunos casos a que el perro esté entretenido.



4.- Otro tema muy de moda ahora es la banda anti-estrés del método Telington Touch que consiste en utilizar una banda y envolver al animal de una determinada forma para ayudar a que el animal consiga bajar sus niveles de estrés y relajarse.

5.- Hay otros remedios que se anuncian, como las Flores de Bach, pero por sí solos no suelen funcionar. Hace falta un programa de desensibilización de la mano de un profesional.

Y recuerda: todo esto son pequeños parches provisionales. No estás solucionando nada. Acude a un experto que te ayude a solucionar el problema.

Pirotecnia

Pero sigamos con el tema de la pirotecnia porque el tema es mucho más complicado que unos pobres perros asustados.

No solo los perros sufren los efectos de la pirotecnia

Precisamente el hecho de que son perros y que se puede trabajar para evitar o minimizar que se asusten, suele ser el argumento contra quienes no quieren ni oir hablar de prohibiciones al rededor de la pirotecnia.

Pero la realidad es que esta no es una cuestión relacionada con los perros.  Hay muchas personas que sufren con la pirotecnia : bebés, ancianos, niños autistas, incluso personas con cirujía de oído, pueden tener serios problemas en estas ruidosas fiestas.

Miedo, estrés, palpitaciones, taquicardia, infartos, afectación del sistema inmunitario y, en caso de enfermedad, empeoramiento de la salud del paciente. Todo esto no puede pasar desapercibido para una sociedad que se autodenomina ‘civilizada’. La diversión de unos no debería estar por encima del bienestar y la salud de otros. Y la pirotecnia no es necesaria, para nada.

Pirotecnia

Muchas personas mayores tienen terror a las fuertes detonaciones de los fuegos artificiales y petardos

Primero, que se cumplan las leyes

Las leyes para la venta y el uso de pirotecnia son muy claras pero cada vez más se encuentran productos a la venta que se saltan los controles de legislación actual. Y cada vez hay más personas que hacen caso omiso de la ley y utilizan elementos pirotécnicos en lugares y momentos prohibidos.

Y por eso, cada año se producen accidentes: pérdidas de audición, quemaduras, amputaciones,  daños a mobiliario urbano, coches, incendios… Según el último informe publicado por el Instituto Nacional de Consumo a través de la Detección de Accidentes Domésticos y de Ocio, el mes de diciembre es el segundo mes del año en el que más accidentes se producen en el hogar.

En Roma este año se han prohibido en Nochevieja los fuegos artificiales, petardos, cohetes y todos los artefactos que explotan. Y es que en Italia, además de los peligros mencionados, vivieron otro aún peor. Dos semanas después del atentado de Manchester Arena durante el concierto de Ariana Grande, 30.000 personas se encontraban reunidas en la Plaza San Carlo (Turín), viendo la final de la Liga de Campeones, se detonó un petardo de gran intensidad que originó una estampida. Hubo más de 1.500 heridos y un muerto.

Por todas estas razones, en todo el mundo cada vez se toman medidas más restrictivas. En España algunas ciudades ya se plantean incorporar nuevas medidas. Y algunas ya lo han implementado en las ordenanzas municipales. Poco a poco se va entendiendo que esto hay que pararlo de alguna forma.



Un negocio que divierte a unos y perjudica a otros

El negocio que hay alrededor de la pirotecnia mueve al año millones de euros… y la cifra sigue subiendo.
Es lógico que este colectivo no está dispuesto a ver cómo se le esfuma una mina de oro como es la venta de pirotecnia.

Pero es necesario hacer algo para proteger a quienes no desean sufrir esta ruidosa tradición. Las tradiciones pueden y deben cambiar, igual que cambian los tiempos, cuando suponen un problema de seguridad y bienestar.

No es cuestión de prohibir por prohibir, de cerrarse en banda. Hay fórmulas para que unos y otros convivan sin problemas y que no se pierda una tradición tan ancestral y, en el caso de los fuegos de artificio, tan bonita. Y que el negocio que da de comer a muchas personas no se quede desprotegido.

Restringir su uso en determinadas fechas, utilizar pirotecnia silenciosa, concienciar a la población de la correcta utilización de estos artefactos y endurecer las penas para quienes infrinjan la ley, tanto vendedores como compradores. Son algunas de las medidas que facilitarían mucho las cosas.

Lo que es indudable es que el uso de petardos en las calles o fuegos artificiales por particulares, no son una opción segura ni controlada. Y que la diversión de unos, está perjudicando -y mucho- a otros. Algo habrá que hacer.

Por si quieres compartirlo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Print this page
Print
Categoría: Blog

Deja un comentario

Debes ser conectado para comentar.