La oruga del pino o procesionaria es una plaga que cada año afecta a miles de perros en nuestro país. Qué es, qué hacer si nuestro perro entra en contacto con ella y cómo prevenirla

alt="procesionaria"

Llega la época de la plaga más temida en nuestro país:  la oruga del pino o procesionaria. Una oruga cuya toxicidad, al contacto con nuestras mascotas, provoca una reacción anafiláctica que puede llegar a ser mortal.

Estas orugas reciben su nombre por la forma de desplazarse, formando una larga fila en forma de procesión. El mayor peligro se da entre los meses de febrero a abril, que es cuando comienzan a subir las temperaturas. Es durante esa temporada cuando las orugas bajan de sus nidos de las copas de los pinos y, en fila, se desplazan hasta enterrarse y crisalidar dentro de un capullo donde permanecen hasta el verano. Entonces se convierten en mariposas, se aparean y ponen sus huevos en las acículas de los pinos, comenzando de nuevo el ciclo. A los 3o ó 40 días nacen las orugas y construyen su nido o bolsón de seda que les servirá de refugio para pasar el invierno. Y vuelta a empezar.

Su arma: pelos urticantes

El peligro de esta oruga es precisamente su mecanismo de defensa. Son unos pelillos urticantes  que las recubren y que, cuando se las toca, se dispersan y se adhieren. Un perro curioso puede tocarlas o incluso chuparlas o peor aún, ingerirlas. Los cachorros son los que más peligro corren, por su curiosidad innata.

La localización de las lesiones, el pronóstico y las secuelas van a depender de la zona afectada y del tipo de exposición y sobre todo, del tiempo que se tarde en administrar el tratamiento. Cuando un perro olfatea o lame una procesionaria, enseguida vamos a detectarlo. El animal se muestra nervioso, se rasca la boca de forma desesperada, saliva constantemente y se le hincha la lengua. Si la ingiere el cuadro se complica enormemente.

Hay que actuar inmediatamente.



¿Qué hago si ya ha entrado en contacto con la procesionaria?

Ante la sospecha de que tu perro hubiese entrado en contacto con una oruga de este tipo, lo que tienes que hacer es acudir inmediatamente al veterinario. Ni lo dudes. Cuanto antes se traten los síntomas, mejor será el pronóstico.

También hay medicamentos que puedes llevar encima para perros que tienen querencia a chupar y tragar todo lo que ven. Dile a tu veterinario que te aconseje porque podrías salvarle la vida en caso de que esteis lejos de un veterinario.

¿Hay forma de prevenir este problema?

Lo mejor para prevenir esta plaga es evitar que prolifere. Hoy día existen varios medios para acabar con ellas.

Fumigaciones en las zonas afectadas (pinares) o utilizar insecticidas ecológicos. Estos tratamientos se realizan cuando comienza el otoño, que es cuando el insecto se encuentra en una fase vulnerable. Es importante saber que la aplicación de este tipo de productos fitosanitarios sólo la puede realizar personal autorizado. Habla con tu Ayuntamiento, te informarán y puede que tengan el servicio de fumigación.

alt=nidos de procesionaria"

Aspecto de los nidos o bolsones de la procesionaria del pino

Colocar trampas de feromonas. Estas trampas capturan a los machos mediante feromonas sintetizadas de hembras. Los machos quedan atrapados, impidiendo que fecunden a las hembras y alterando así el ciclo de reproducción.

Cortar y quemar los bolsones o, si están muy altos, romperlos con un perdigonazo en épocas de más frío. Conviene hacerlo por la tarde para que no les de tiempo a rehacer el nido y así, mueran al llegar las horas de más frío.

Colocar barreras físicas en los troncos impregnadas con insecticida, que evitan que las orugas bajen al suelo.

Colocar en la zona cajas anidaderas para carboneros y herrerillos, dos aves insectívoras que además de bonitas y de canto agradable, que son especialmente voraces con estas orugas. Consulta en algún centro de aves especializado para que te informen del tipo de anidadera (no valen todas) y cómo y dónde colocarlas.

Por si quieres compartirlo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Print this page
Print
Categoría: Blog

Deja un comentario

Debes ser conectado para comentar.