A partir de mañana, 6 de julio, los perros podrán acceder al Metro de Madrid, sean del tamaño que sea y con las limitaciones lógicas y necesarias para mantener la buena convivencia entre usuarios.

Metro de Madrid

Ya es un hecho. Como prometieron, ya está confirmado que a partir de mañana entra en vigor la nueva normativa del Metro de Madrid por la que podremos acceder al metro con nuestros perros, sean del tamaño que sean.

Hasta ahora podían acceder al Metro de Madrid sólo los animales pequeños domésticos en receptáculos y los perros de asistencia personal, como perros guías acompañantes de personas invidentes o con deficiencia visual, perros guía en proceso de adiestramiento acompañados de sus entrenadores y perros adiestrados para asistencia personal especial.

¡Tenemos que cumplir las normas!

Lógicamente la nueva normativa establece una serie de normas con el objetivo de preservar la convivencia entre usuarios y animales. Debemos ser muy conscientes de que estas normas se deben cumplir, no sólo por evitar una multa sino porque debemos demostrar la educación y el respeto hacia el resto de los usuarios del metro.

Los perros deberán estar debidamente identificados con el microchip, se admitirá un solo perro por viajero, provisto de correa (no más de 50 centímetros) y bozal y deberá viajar en el último coche de cada tren. No podrán acceder en las horas punta de mañana y de tarde, de lunes a viernes, de 7:30 a 9:30 horas, de 14:00 a 16:00 horas y de 18:00 a 20:00 horas. Durante los meses de julio y agosto, todos los fines de semana del año y en festivos, el acceso se podrá realizar libremente sin limitación alguna en el horario

Estos requisitos tendrán que ser cumplidos desde el mismo acceso a la estación de Metro y hasta la salida a la calle del animal. Podrán utilizar mientras se desplazan los ascensores y las escaleras, pero no estará permitido, por seguridad, que usen las escaleras mecánicas.

Es importante saber que la persona responsable del perro será su portador y la persona propietaria del perro será su responsable subsidiaria; se evitará obstruir el paso al resto de pasajeros en puertas y ascensores, y se podrá limitar el acceso a los mismos ante situaciones tales como aglomeraciones de viajeros, tanto por la seguridad de estos como la de los propios animales.

Bienvenida sea la nueva normativa de Metro de Madrid. Y ahora nos toca a nosotros demostrar que con perros educados y controlados… ¡no molestamos!
Por si quieres compartirlo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Print this page
Print
Categoría: Blog

Deja un comentario

Debes ser conectado para comentar.